miércoles, 4 de octubre de 2017

Maddock

 

Hoy os queremos hablar de un restaurante que hemos conocido hace poco a través de la recomendación de unos amigos: Maddock.

Situado en pleno barrio de Chamberí, en Madrid, cuenta con una amplia carta que combina platos de fusión de diversas culturas: americana, asiática, mediterránea... escogiendo lo mejor de cada una para ofrecer platos ricos y originales.

El local está decorado también con una mezcla de estilos y estampados retro que aporta un toque de distinción, originalidad y calidez al local.




Fuimos con una oferta del 40% de descuento de la cuenta final (excepto bebidas y menús) a través de la web de "El tenedor" (arriba tenéis el enlace con algunos de los platos de la carta), con la que se permite pedir cualquier plato de la carta (excepto el T-Bone para 2 personas) sin restricciones en cuanto al número de platos que debes pedir.

Pedimos 3 platos para compartir, dos entrantes y un principal para dos personas. El primero fueron unas albóndigas de foie de pato con salsa de Oporto y crema de patata trufada, que nos resultaron muy jugosas y combinaban a la perfección con la crema de patata.

Albóndigas de foie de pato

Después nos pedimos tacos de solomillo, se pueden pedir por unidad, así que pedimos uno para compartir, ya que el segundo plato iba a ser bastante generoso en cuanto a cantidad. Nos gustó mucho el acompañamiento que llevaba y el toque de lima que tenías que exprimir por encima, ¡una mezcla deliciosa!

Tacos de solomillo

Por último, pedimos el costillón de res para dos personas. Es simplemente brutal (tanto por la cantidad como por lo buenísimo que estaba), y es el plato que más os recomendamos de los que probamos, viene con el mismo acompañamiento que los tacos de solomillo (de haberlo sabido habríamos pedido otro entrante para probar otro diferente) pero la carne está hecha al carbón y tiene ese ligero sabor a barbacoa que nos encanta. 

Costillón de res

La carne está extremadamente tierna, de hecho prácticamente se puede partir con el tenedor, muy jugosa y el acompañamiento que lleva realza su sabor. Además, viene acompañado con patatas gajo, también hechas al carbón, así que se trata de un plato completísimo, ¡nosotros no pudimos acabárnoslo!

El personal fue muy amable con nosotros, nos recomendó el segundo plato, el cual fue todo un acierto y en todo momento se preocuparon de que estuviéramos cómodos y no nos faltara de nada.

Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario